ADIOS A LAS ARMAS

ADIOS A LAS ARMAS
Contacto a través de correo electrónico: 1971adiosalasarmas@gmail

domingo, 2 de octubre de 2011

1972 JORDI AGULLÓ OBJETOR AL SERVICIO MILITAR EL 10 DE MAYO DE 1971

JORDI AGULLÓ I GUERRA



ANTECEDENTES

En el 1964 fui captado por Vicente Amargos sacerdote-conciliario nacional de la JOC
(juventud obrera católica), milité en esta organización, que nos educaba en la responsabilidad por los jóvenes obreros. Mis lecturas fundamentales fueron Martin Lutero King y Gandhi.
Me formé en la lucha pacifista i no-violenta.

En 1970 fui captado por un responsable de las juventudes socialistas, yo me deje captar pensando en captarlo para mi interpretación de la vida. Ese militante socialista, Laureano, actual militante crítico del PSOE.

En diciembre de 1970 estábamos en estado de excepción, aparte de las leyes restrictivas del franquismo, se limitaba más la libertad, no podían hacerse grupos de mas de tres personas en las calles, caso de detenerte podías estar 15 días sin pasar a disposición judicial. Se hizo el Consejo de guerra de Burgos contra unos militantes de ETA, se les pedía la pena de muerte. Al margen de las discrepancias en las formas de lucha, era una tremenda injusticia . Había que hacer “algo”.Lo plantee a la juventud socialista, me contestaron que la dirección consideraba que era un momento muy delicado, no se podía hacer nada. En nuestra formación jocista, habíamos aprendido a actuar como autónomos. Decidimos, Alexandre Agulló Guerra, Juan Rafael Gil Cerverá y Juan Antonio Linares San Juan y yo , hacer una octavilla dina-4, convocando a una manifestación silenciosa en grupos de tres para sortear la legalidad. La hicimos con ayuda de un sacerdote de Cocentaina, Antonio, ligado a la JOC que tenía multicopista, máquina muy controlada por la policía político social del régimen . Planteamos un modelo de lucha no-violenta adaptada a las condiciones del momento, repartimos en los buzones las 2.000 octavillas.
La manifestación fue positiva, vinieron los amigos de la Unesco de Alcoi, gente de Comisiones obreras clandestinas, del PCE, los socialistas no vinieron, la policía movilizada al máximo se limitó a recordar que los grupos no fuesen mayores de tres personas. Todo Alcoi estaba encerrado en su casa lleno de temor, menos las 250 ó trescientas personas que fuimos, contando los secretas.

En marzo de 1971 detienen en Alcoi a miembros de comisiones obreras, delegados del sindicato vertical. Se repartió una octavilla convocando a una concentración en la plaza de España, en contra de las detenciones, a las 19 horas ,supongo que fueron los compañeros de comisiones y del PCE, dado que no hubo detenidos en la anterior manifestación de diciembre a las 23 horas. Planteaban el mismo tipo de lucha, para evitar víctimas. Dado que esta convocatoria estaba ligada al movimiento obrero de Alcoi, fueron miles de personas. Parecía una fiesta. Se necesitaba dar un paso más, nos sentamos unos cuantos al suelo para que la gente entendiera el siguiente paso: una sentada general. No salió como esperábamos y esta vez detuvieron a Juan Antonio Linares San Juan y al poeta De Antas (Almería ) afincado en Alcoi, Antonio Jesús Soler Cano y Pedro Solbes militante de las juventudes socialistas. Por suerte les interrogaron y les dejaron libres.

En abril eran las fiestas de Alcoi, seguían presos los miembros de comisiones. Nos propusimos los mismos de diciembre hacer algo, era romántico, juvenil, aventurero, así es la juventud. Conecté con un responsable de la HOAC, que tenían multicopista, Mora de apellido, avisé al responsable de las juventudes socialistas, quien a la vez dio el parte a los del PSOE, estos le pidieron que no hiciera nada, encarecidamente, con mucha insistencia y vehemencia. Seguimos adelante, pero el Sr. Mora había recibido un aviso para no pasar adelante. Que el Sr. Mora era mi contacto para hacer las octavillas solo lo sabía yo, por tanto, alguien nos estaba vigilando, nos habían delatado.


HECHOS

En mayo llegó la hora de la realidad, tenía que incorporarme a filas.Toda la gente me decía: siempre se ha hecho, es como respirar. Los amigos de la JOC no lo entendían pero me respaldaban si decidía al final no hacer la mili. Las juventudes socialistas no querían que plantease la objeción, me proponían hacer una célula en el cuartel. Un mes antes de la fecha de incorporación, a través de Jordi Grau, conecté con el movimiento de la objeción que respaldaban a Pepe Beunza.

El 10 de mayo de 1971 me presenté a filas, les argumenté que no quería aprender matar, que estaba dispuesto a realizar un servicio civil. Trataron de disuadirme, me propusieron que hiciese el servicio y que evitarían que tocase las armas. Me tuvieron tres días vestido de paisano para ver de doblegar mi decisión. Me enviaron al penal militar de Cartagena , donde había varios testigos de Jehová, por suerte para mí a los pocos meses vino Joan Guzman Salvador.

Me informaron que en un diario de los socialistas en el exilio, en Perpiñan, salió la noticia que un joven de las juventudes socialistas de Alcoi se había negado a hacer la mili.

El trauma más grande que pasé, fue cuando tuve que afrontar los hechos y decirles a mi padre y madre que no quería hacer la mili., que iba a ir a la cárcel. Ellos no lo entendieron, tenían miedo, les atormentaba qué pensaría la gente. Me hicieron chantaje afectivo, esta escena me dejó afectado, 25 años después celebrando con Pepe Beunza, Joan Guzman, Rafa Rodrigo, Martí Olivella y las familias respectivas, explicábamos nuestras experiencias recordé esta situación lloré, noté que arrancaba una espina de mi corazón.

Me condenaron a tres años y un día. Pasé dos años tres meses y trece días en la cárcel. Después me tocaba volver a hacer la mili al Sahara. No me presenté, teníamos el proyecto de hacer un servicio civil en Belfats ,durante un año, y volver a presentarse en la frontera .No salió bien. Crucé la frontera con Francia clandestinamente. Tenía que optar por pedir la legalidad como exiliado político o volver a Barcelona a vivir en la clandestinidad. Viví en la clandestinidad en Barcelona, hasta 1976, no tuve el pasaporte hasta el 1984. Perdí varios trabajos por falta de papeles, entre ellos uno me afectó especialmente, gané por oposición una plaza en el ayuntamiento de L’ Hospitalet del Llobregat, donde gobernaban los socialistas, me becaron seis meses, a la hora de tomar la plaza no me dejaron por no tener la cartilla militar.


Jordi Agulló i Guerra

Sant Just Desvern, 29 de agosto de 2000


1 comentario:

  1. Que grande mi Jordi!!!! Aunque no os gusten los reconocimientos, a mi me ha alegrado profundamente que os reconozcan el trabajo y sobre todo el inicio de una concienciación, que, sin vosotros,no hubiera existido.
    Gracias por tu lucha permanente por un mundo mejor, Jordi.
    Te quiero
    Maria Balaguer

    ResponderEliminar